Sobre nosotros
  
Cómo comprar
  
Contacto
  
Promociones
  
Novedades
  
Lo más vendido
  
Recomendamos
  
Anunciados en TV/Radio
  
Alimentación del bebe. Leches, papillas, cereales, infusiones para bebes.
  Buscador Avanzado
Usuario
Contraseña

ver cesta de la compra
Inicio
Patologías
Salud - Terapia en casa
Herpes labial
Dejar de roncar
Dejar de fumar
Bebés y niños
Boutique del bebé
Control de peso
Cremas solares
Depilación
Cuidado corporal
Cuidado pies
Cuidado del cabello
Cremas de cara
Piel grasa - Acné
Antipiojos
Repelentes de mosquitos
Calzado
Aparatos medición
Curas-Heridas
Vitaminas
Fertilidad-Anticoncepción
Cuidado bucal
Cuidado íntimo
Higiene nariz-oídos-ojos
Alimentación
Cuidado manos
Ortopedia
Medicina deportiva

  Inicio >> Bebés y niños >> Alimentación
Alimentación del bebe. Leches, papillas, cereales, infusiones para bebes.

Nutriben  ::  Enfamil  ::  Ordesa  ::  Novalac

Mead_Johnson_logo_1.gifLogo_.jpgAnagrama_v.jpg

Logo.jpglogo_a_v.jpg

.

Cuando la lactancia natural no es posible…

Aunque durante los seis primeros meses de vida la mejor alimentación es la leche materna, la lactancia artificial también cubre las necesidades nutricionales del bebé.
Nada más venir al mundo, ya somos consumidores. Por fortuna para nuestros padres, nuestra primera consumición suele salir gratis, ya que la primera fuente de alimentación a que tenemos acceso nos la provee nuestra propia madre. Obviamente estamos hablando de la leche materna, que por añadidura es la mejor de todas, según la unánime expresión de todas las asociaciones médico-científicas del mundo. Un regalo más que nos proporciona la naturaleza y que, para los especialistas"debe" durar los primeros seis meses de vida.
Pero, ¿qué ocurre si por alguna circunstancia -enfermedades de la madre o del niño, o por motivos psicológicos, sociales o laborales- no podemos recurrir a esta forma de alimentación? Pues que en estos casos queda la opción de la "leche artificial", también llamada fórmula adaptada, y que por lo general se trata de un producto derivado de la leche de vaca, que ofrece plenas garantías de cubrir las necesidades nutricionales de un bebé, sin que se rompa el vínculo emocional que se produce entre madre e hijo con el amamantamiento.
Según el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, existen ciertas situaciones en las que la lactancia materna no es la opción preferible para alimentar al lactante, si bien debe ser el pediatra quien ha de valorar esta relación riesgo-beneficio. En cualquier caso, la lactancia materna está contraindicada en los casos del lactante con galactosemia (trastorno genético poco frecuente) o en caso de que la madre consuma drogas ilegales o padezca sida o una tuberculosis no tratada. Además, hay ciertos medicamentos que pueden obligar a interrumpir la lactancia materna, tal es el caso de los isótopos radioactivos y los agentes anticancerosos.
Asimismo, existen situaciones en las que hay que tener una vigilancia especial como:
• Infección por herpes simple en la mama: no se debe amamantar con el pecho afectado.
• Varicela: la lactancia está contraindicada cuando la madre presenta síntomas de la varicela en las inmediaciones al parto.
• Psicosis o depresión grave materna: el médico valorará en cada caso la conveniencia de la lactancia materna según los fármacos prescritos a la madre.

Lactancia artificial
Como indica su nombre, es aquella que para la alimentación del lactante utiliza una leche distinta de la materna. Los progresos de la investigación han permitido que las fórmulas actuales sigan perfectamente las recomendaciones de los organismos internacionales competentes. Dichas fórmulas se clasifican en Fórmulas de Inicio y Fórmulas de Continuación.
Las Fórmulas de Inicio son aquellas que cubren por sí solas todas las necesidades nutritivas del lactante sano nacido a término durante los primeros seis meses de vida; no obstante, pueden ser utilizadas conjuntamente con otros alimentos desde los seis a los doce meses.
Las fórmulas de continuación, por su parte, están destinadas a ser utilizadas a partir de los seis meses conjuntamente con otros alimentos. Para el Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica (ESPGAN), su administración puede prolongarse hasta los tres años, dada sus ventajas sobre la leche de vaca.

Cómo preparar un biberón.
La preparación de los biberones requiere un previo y cuidadoso lavado de manos.
Tanto biberones como tetinas deben lavarse concienzudamente y, al menos hasta los 6 meses, esterilizarse.
En primer lugar se enrasará el biberón con agua hervida o mineral apta para su utilización en la alimentación infantil (debe tener una concentración de flúor inferior a 1 mg/l y poca cantidad de sodio), en base a la dosis indicada por el pediatra.
La proporción de agua y de leche es siempre la misma, sea cual sea la marca. A cada 30 ml de agua le corresponde un cacito de polvo raso y sin comprimir (cada cacito contiene 5 gramos). Posteriormente se agitará vigorosamente hasta su total disolución.
Se dejará enfriar hasta los 37 °C, comprobando que se ha alcanzado esta temperatura antes de dar el biberón al bebé. Para ello puede verter unas gotas sobre el dorso de la mano, antes de dar el biberón, y comprobar que la temperatura de la lecha es similar a la temperatura corporal. Especial precaución tenemos que tener si se ha calentado el biberón en el microondas.

Cómo dar el biberón.
Una vez el biberón preparado y a su adecuada temperatura, debe tomarlo inmediatamente y, si no lo terminase, lo que sobre debe ser despreciado.
El biberón se debe mantener en la inclinación necesaria para que la tetina esté siempre llena de leche y así evitar la ingestión de aire.
Para comprobar si el agujero de la tetina es el adecuado, hay que poner el biberón boca abajo y observar cómo sale un chorro de leche seguido de un goteo constante.

Recuerda.
Si se necesita preparar el biberón con anterioridad, éste se deberá conservar en frío hasta un máximo de 24 horas.
Las latas de leche una vez abiertas deben permanecer bien tapadas, en lugar fresco y seco y desecharlas después de un mes.
El número y la distribución horaria de cada toma debe ser ajustada por el pediatra a las necesidades particulares de cada bebé; las ingestas señaladas por el fabricante para cada edad son sólo orientativas.
Hay que tener en cuenta que el bebé tomará lo que le apetezca y no se le debe forzar. Se irá aumentando la cantidad de leche a medida que lo vaya demandando.
El mercado ofrece una gran variedad de modelos de tetinas de caucho o de silicona. Deben tener un orificio lo suficientemente amplio para que la leche gotee fácilmente, pero sin salir chorro con el fin de evitar el atragantamiento. Después de su uso han de lavarse con agua caliente y jabón.
Hay que ofrecer agua al bebé, tanto en verano como en invierno, incluso durante el periodo de lactancia materna; él no la va a demandar.
Fuente: El periódico de la farmacia. 

 Nutriben
 Enfamil
 Ordesa
 Novalac
Ir al inicio

Enviar página a un amigo ir a la pagina de inicio Hacer de esta su página de inicio Mapa web Añadir página a favoritos
Revidox
OX by Revidox Ojos
Revidox cápsulas 30 cápsulas
OX by Revidox crema antiedad


Nutriben
Leches infantiles
Cereales


Enfamil
Enfalac 3 premium 850 g PROMOCION
Enfalac 2 premium 850 g PROMOCION
Enfamil Confort 800 Gr
Enfalmil 1 A.R. 900 Gr.
Enfamil 1 premium 800 g
Enfamil 2 premium 800 g
Enfamil 3 premium 800 g


Ordesa
Leches infantiles
Cereales
Infusiones


Sandalias


Zuecos


Chicco
Boppy Funda
Boppy
Lactancia materna
Biberones
Tetinas
Chupetes


Alergia a los ácaros
Paradust Spray
Radarfarm ácaros
Zum antiácaros


Eliminar gases
Finocarbo plus Tisana
Finocarbo plus 50 capsulas
Finocarbo plus


Repelentes de mosquitos
After Pick Niños 20g
Parakito Recambio Pastillas
Parakito Pulsera Antimosquitos
Parakito llavero antimosquitos
Mosquitox pulsera clik clak
Relec
Mosi-guard
Ultrasonidos
Chicco Mosqui No


Farmahome, s.l. CIF.B70108014 - Política de privacidad - Produce Productos web, s.l. - ilatina